WE
BELIEVE

Que la Biblia es la infalible Palabra de Dios.

 

En los reglamentos Apostólicos relativos a las prácticas que lesionan el cuerpo y ofenden a la santidad de Dios.

 

En la Cena del Señor como un recordatorio de la muerte de nuestro Señor Jesucristo.

 

En la sanidad divina en respuesta a la oración de fe.

 

En la resurrección corporal de los muertos.

En un solo Dios llamado Jehová, el único Dios vivo y verdadero, eterno y auto existente, con poder ilimitado, Creador y mantenedor de todas las cosas.

 

Creemos que ese Dios llamado Jehová, se ha revelado en tres personas:

Padre, Hijo, y Espíritu Santo.

 

Que Jesucristo es el Hijo de Dios encarnado, el único Salvador de la humanidad, y el único que pude perdonar nuestros pecados.

En el Evangelio de Salvación a través del nuevo nacimiento y la fe en Jesucristo.

 

En el bautismo en las agua por inmersión en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

 

En el Bautismo del Espíritu Santo, posterior a la salvación, con la evidencia inicial de hablar en lenguas.

 

En la segunda venida de Cristo.

CONTACT US.

Get in Touch

Azalea Park School
5725 Dahlia Dr. Orlando FL 32807

Azalea Park Church
5721 Dahlia Dr. Orlando FL 32807

Tel. 407-277-4056
Fax 407-277-4068

© Information | AZALEA BAPTIST CHURCH SCHOOL

JOAQUINMIRANDA.COM

WE
BELIEVE

En un solo Dios llamado Jehová, el único Dios vivo y verdadero, eterno y auto existente, con poder ilimitado, Creador y mantenedor de todas las cosas.

 

Creemos que ese Dios llamado Jehová, se ha revelado en tres personas:

Padre, Hijo, y Espíritu Santo.

 

Que Jesucristo es el Hijo de Dios encarnado, el único Salvador de la humanidad, y el único que pude perdonar nuestros pecados.

 

En el Evangelio de Salvación a través del nuevo nacimiento y la fe en Jesucristo.

 

En el bautismo en las agua por inmersión en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

 

En el Bautismo del Espíritu Santo, posterior a la salvación, con la evidencia inicial de hablar en lenguas.

 

En la segunda venida de Cristo.

 

En los reglamentos Apostólicos relativos a las prácticas que lesionan el cuerpo y ofenden a la santidad de Dios.

 

En la Cena del Señor como un recordatorio de la muerte de nuestro Señor Jesucristo.

 

En la sanidad divina en respuesta a la oración de fe.

 

En la resurrección corporal de los muertos.